Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 27/6/19 - 12:00 AM

Testimonios falsos en escándalo de tierras de hospital Nicolás Solano

Doctores y residentes de Playa Leona niegan que la finca donde está el hospital haya sido ocupada o trabajada para actividades agrícolas.

Las tierras que estaban asignadas a los proyectos de expansión del hospital Nicolás Solano, en el corregimiento de Playa Leona, fueron donadas por la familia Icaza en 1931 y pertenecían a la finca #9050 de 190 hectáreas.

La Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) ahora es el blanco de denuncias y demandas de posibles irregularidades, porque ha puesto en remate la venta de estas tierras que estaban siendo programadas para la construcción del centro materno infantil del Nicolás Solano, que cubriría a toda la población de Panamá Oeste.

La primera venta de casi 3 hectáreas de la finca propiedad del Estado se dio el pasado 11 de abril a favor de Francisco de la Cruz, a un precio de ganga de 4.50 dólares por metro cuadrado, cuando el precio de mercado en ese lugar es de 200 dólares mínimo, según expertos en bienes raíces.

VEA TAMBIÉN: Ministerio de Salud declara alerta sanitaria por brote de Encefalitis Equina en Darién

Con esta adjudicación se segregó una nueva finca, la #30302412, la cual ya intentó ser hipotecada a favor de la sociedad Legacy Asset & Management Inc., pero esta última transacción fue bloqueada por el Registro Público de Panamá.

Sin embargo, el caso de De la Cruz ha puesto al descubierto que en la Anati también se tramitan otras seis adjudicaciones que le restarían a la finca del Estado asignada al hospital casi 21 hectáreas más a favor de otro grupo de personas identificadas como: Daniel Zheng, Tsang Chen Wall Yau, Deibys Cedeño, Alejandra Ábrego, Rosa Elena Quintero y la Barriada Décima Provincia.

En el caso de De la Cruz, que no sería una persona elegible para reclamar tierras de la nación porque ya tiene una propiedad, las denuncias e investigaciones apuntan a los testimonios que presentó para certificar que ocupó esa finca por más de 25 años.

VEA TAMBIÉN: Caja de Seguro Social lanza APP para sacar citas desde su celular

Panamá América tuvo acceso a información documental que hecha por tierra los testimonios dados por tres personas, quienes señalaron que Francisco de la Cruz era el dueño de estas tierras desde hace 25 años.

Las certificaciones incluyeron declaraciones juradas de terceras personas ante la Notaría Sexta, a cargo de Carmen Hernández.

En contraste, hay otros testigos que afirman que esa finca nunca fue ocupada por alguna persona y mucho menos se dedicó a actividades agrícolas y menos que había sido cercada.

VEA TAMBIÉN: Detienen producción de agua en dos potabilizadoras de Panamá Oeste

Uno de esos testimonios que contrastan con las declaraciones juradas de De la Cruz es la de Fortunato Peirotén, director de la Ciudad del Niño, quien corroboró que durante sus 42 años de residir en el lugar no ha observado que alguna persona haya vivido en los terrenos del hospital.

"Tampoco he observado que se hayan construido en algún momento cercas o estructuras que pudieran indicar la presencia de personas viviendo o criando animales", reiteró Peirotén.

El doctor Gonzalo Baldomero González, médico con 30 años de laborar en el hospital Nicolás Solano, también declaró que este terreno nunca ha sido ocupado o trabajado para alguna actividad.

VEA TAMBIÉN: Raisa Bandfield asegura que se cumplió con la preparación de la celebración de los 500 años de la ciudad de Panamá

A este grupo de testigos se suma Milixsa Olmedo, quien tiene 24 años de laborar en la Ciudad del Niño, quien también certificó que nunca observó que ninguna persona ha ocupado o vivido en la finca 9058 en donde está ubicado el Nicolás Solano.

Los otros trámites de adjudicación pendientes en la Anati también buscan sustentarse en declaraciones juradas ante una notaría.

Otra de las irregularidades denunciadas es que la diligencia en el expediente de la Anati fue hecha por la corregiduría de Puerto Caimito cuando debió ser hecha por la de Playa Leona.

25


años de ser el dueño de este terreno manifestó en su momento Francisco de la Cruz.

$4.50


por metro cuadrado fue lo que Francisco de la Cruz pagó por estos terrenos.