Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 04/10/19 - 12:00 AM

Millonario sobrecosto causó 'autogestión' de Techos de Esperanza

En la administración anterior, el Miviot improvisó el rol de constructora al intentar edificar por cuenta propia 5,000 casas, pero terminó provocando un sobrecosto de $6.5 millones, según auditoría.

Dentro de las presuntas irregularidades que se cometieron en el fallido programa Techos de Esperanza durante la gestión del exministro de esta cartera, Mario Etchelecu, se encuentran los sobrecostos en los que incurrió la institución, producto de su modelo de "autogestión".

Hay que recordar que en campaña política, el gobierno panameñista del expresidente Juan Carlos Varela prometió que bajo la coordinación del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), construiría 100 mil viviendas con su iniciativa Techos de Esperanza.

Pero ya en el poder, se dieron cuenta de que era una cifra inalcanzable con los problemas que enfrentaron las empresas contratadas (entre otras razones por lo dispersas de las casas).

VEA TAMBIÉN: Nueva camiseta costará $79.95; Tolo Gallego no habla con la prensa

Frente a esto, la administración de Etchelecu improvisó un modelo de "autogestión", donde el Miviot se convirtió en una especie de competencia para las constructoras, en lugar de incentivar la participación activa de otras empresas contratistas especializadas en el ramo de la construcción.

Más aún, Techos de Esperanza -por autogestión- se propuso la elevada meta de hacer 5,000 viviendas; al final solo terminaron un poco más de 1,500 casas.

Antes de esto, el Miviot en la era de Mario Etchelecu intentó una segunda improvisación.

La actual ministra de Vivienda, Inés Samudio, así lo explica: "En el camino, como se dieron cuenta de que no iban a poder terminar a través de autogestión, entonces hacen contratos combinados. Contratan a empresas para que hagan las construcciones y el Ministerio daba parte de los materiales".

VEA TAMBIÉN: Exnovia del hijo de Camilo Sesto destapa sus intimidades

Esto tampoco funcionó, pero dio pie al desgreño administrativo que el gobierno del PRD ahora se ha encontrado en los depósitos del Miviot, con gran cantidad de materiales de construcción comprados (para autogestión o contratos combinados) sin ningún tipo de planificación.

Con esto coincide la ministra Inés Samudio: "Fue una irresponsabilidad por la mala planificación", afirma la funcionaria.

Sobrecosto

Pero no todo termina allí, la "autogestión" de Techos de Esperanza en la administración Varela-Etchelecu, se convirtió también en foco de sobrecostos.

Esto, según la auditoría interna realizada por el nuevo gobierno, que reveló que se "realizaban compras excesivas y anticipadas a través del Plan de Ayuda Nacional (PAN) y sin la debida sustentación destinada a mejoras y la construcción de 5 mil viviendas [meta incumplida], superando una cuantía en la compra de $42.5 millones".

VEA TAMBIÉN: Gobierno entrega 10 millones de dólares al Fondo de Promoción Turística

Es decir, el Miviot compró materiales para la construcción de esas 5 mil viviendas que pretendían construir, por valor de $42.5 millones, pero cometiendo la grave falencia de no tomar en consideración que -en paralelo- y a través del PAN, se estaban invirtiendo $6.5 millones para los mismos fines.

Esto terminó "reflejando un sobrecosto por este monto [$6.5 millones], según la auditoría.

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!


El exministro Mario Etchelecu salió ayer de manera pública a dar su versión, pasados tres días desde que las nuevas autoridades del Miviot presentaron denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción sobre supuestas irregularidades halladas en su gestión.

El exministro negó que Techos de Esperanza haya fracasado. Y aunque la meta eran 100 mil casas, dijo que es falso que solo se entregaron 54 mil como alegan las nuevas autoridades del Miviot. Según el exministro, son más de 56 mil viviendas que se entregaron, y la modalidad que usó Techos de Esperanza fue contratos donde no se pagaba por avance, sino contra casa terminada. "No se pagó una sola casa que no estuviera terminada", afirmó ayer en TVN el exministro Mario Etchelecu.