Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 11/6/19 - 06:15 AM

Juan Carlos Varela pide reforzar seguridad en los puertos tras asesinato de un policía jubilado

El capitán jubilado Germán Javier Henríquez murió el pasado 7 de junio tras recibir varios impactos de bala cuando conducía un vehículo Susuki Vitara, color gris, por la vía Boyd Roosevelt (Transístmica), en la provincia de Colón.

Juan Carlos Varela prometió que la justicia le llegará a los responsables del asesinato del capitán jubilado Germán Javier Henríquez.

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, dio la orden de reforzar la seguridad en los puertos tras el asesinato del capitán jubilado de la Policía Nacional, Germán Javier Henríquez, quien trabajaba en Panama Ports Company, en Colón.

"Él (Germán Javier Henríquez) no solo era un gran capitán jubilado, que apoyaba en la seguridad de los puertos, donde nosotros hemos hecho importantes confiscaciones de toneladas de drogas, sino que también era padrastro de un subcomisionado muy cercano de la Guardia Presidencial y un policía muy respetado", dijo Juan Carlos Varela.

"Esta mañana (10 de junio) he dado órdenes de reforzar la seguridad de todos los encargados de seguridad en los puertos nuestros, porque sin duda esto es un desafío al Estado",  agregó el mandatario, quien el pasado 8 de junio utilizó su cuenta de Twitter para enviarle un mensaje a los sicarios que asesinaron al capitán jubilado.

"Nuestras condolencias a los familiares del Capitán Jubilado Germán Javier Henríquez, hoy rendimos homenaje a un policía ejemplar, quien trabajaba en Panama Ports en Colón y fue cobardemente asesinado ayer. La justicia le llegará a los responsables", comentó Juan Carlos Varela en la red social. 

VER TAMBIÉN: 'Libertad inmediata' para Ricardo Martinelli, es lo único que cabe

Germán Javier Henríquez, de 61 años de edad y al que apodaban "Hunter", murió el pasado 7 de junio, en horas de la noche, tras recibir varios impactos de bala cuando conducía un vehículo Susuki Vitara, color gris, por la vía Boyd Roosevelt (Transístmica), en la provincia de Colón.

Datos extraoficiales indican que los sicarios provocaron que el automóvil que conducía Germán Javier Henríquez se estrellara en el sector de Quebrada Ancha, corregimiento de Buena Vista. Luego, se bajaron de un carro Kia, de color blanco, y sacaron sus armas de fuego para dispararle a su objetivo.

Las autoridades continúan con la investigación y operativos para capturar a todos los responsables de este crimen.