Judicial - 06/12/18 - 08:45 AM

Hay una historia llena de precedentes de declinación de competencia en la Corte Suprema

Hasta el propio magistrado de la Corte Suprema de Justicia Jerónimo Mejía –quien ahora alega que la competencia es perpetua- firmó varios de esos fallos.

La Corte Suprema de Justicia ha estado en la mira ante el proceso que se le sigue al expresidente Ricardo Martinelli.
ETIQUETAS: Corte Suprema de Justicia | Jerónimo Mejía | Ricardo Martinelli
Redacción[email protected]@PanamaAmerica

La historia reciente de la Corte Suprema de  Justicia está llena de precedentes de declinación de su competencia cuando los sujetos de la investigación renuncian a la condición con la cual podían ser investigados por los magistrados, incluso cuando el proceso ya había iniciado en esta instancia. Hasta el propio Jerónimo Mejía quien ahora alega que la competencia es perpetua- firmó varios de esos fallos.

Tales precedentes -que dan luces sobre cómo debería actuar el pleno hoy cuando decida su competencia sobre el exdiputado del Parlacen, Ricardo Martinelli- fueron revelados ayer por la abogada y exviceministra María Fábrega, a través de una serie de mensajes en Twitter. El artículo 86 del Código Judicial era el fundamento para la declinación.

A lo largo de varios fallos desde la década de 1990, la Corte ha declinado seguir procesos al exdirector de la Policía Técnica Judicial, Jaime Abad, el exministro Emilio Kiwester, el exdirector de Aduanas, Rodrigo Arosemena, exfiscal Antonio González  y otros, desde el momento en que -por una u otra causa- dejaron de ocupar esos puestos.

VEA TAMBIÉN: Filtración política en las protestas preocupa a los analistas

Tal es el caso de uno de los más acérrimos adversarios de Ricardo Martinelli, el exdirector de la PTJ, Jaime Abad. La Sala Penal de la Corte reconoció que ya no tenía competencia para investigarlo en un caso en el que era investigado.

Abad entregó una carta a la CSJ notificándoles de su renuncia al cargo el 15 de septiembre de 1994. Esta nota fue recibida y aceptada por la Corte, que luego en el fallo expuso "es decir entonces que ha dejado de existir la calidad de parte, razón por la cual se debe regir por las normas generales de la competencia, o sea, en atención a la naturaleza del delito, territorialidad o la cuantía".

La frase lapidaria de la decisión judicial es "la Corte Suprema, Sala Penal, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley se inhibe del conocimiento de las presentes sumarias y en consecuencia DECLINA COMPETENCIA ante los jueces municipales, ramo penal de Panamá en turno".

La historia se repite en el caso de quien fuera jueza tutelar de menores, Elsa Méndez de García, y que era investigada por la CSJ, pero que como en ese momento ya había dejado el cargo, los magistrados tuvieron que separarse del conocimiento de la causa.

VEA TAMBIÉN: Presidente Juan Carlos Varela veta de forma parcial proyecto de aumento a los jubilados

También tuvo que declinar competencia en la investigación a Antonio González Quintero, porque a pesar de haber sido querellado penalmente por supuestos delitos cometidos cuando era Fiscal Segundo Delegado, ya no estaba en el cargo al momento de que el caso llegó al despacho de los magistrados. La frase "en consecuencia DECLINA COMPETENCIA" se repite.

Con quien fuera director de Aduanas, Rodrigo Arosemena de Roux, pasó lo mismo. Como ya no ocupaba el cargo, la competencia se perdió en un caso de abuso de autoridad y contra la libertad individual en que era investigado.

Sumen a la lista de declinaciones de competencia casos contra Hugo Polo López, quien era asesor legal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, pero ya no lo era cuando el caso llegó a la CSJ.