Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 11/9/18 - 12:45 PM

Empiezan a salir detalles del crimen que provocó la separación del padre David Cosca

El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses ha realizado pruebas de ADN a cinco personas; entre ellas el padre David Cosca. Hasta el momento hay un detenido por el crimen ocurrido en el hotel El Panamá.

El padre David Cosca no estuvo en la habitación cuando ocurrió el hecho. Foto: Críticia.

 

El crimen de Eduardo Calderón, ocurrido el 7 de julio de este año, dentro de la suite 47 del hotel El Panamá empieza a esclarecerse.

Aunque el hecho de sangre se dio hace más de dos meses, poco a poco va saliendo a flote información al respecto.

VEA TAMBIÉNHospitalizan al padre Cosca

Este martes, Sarai Blaisdell, abogada de Valentín Calderón, uno de los presuntos testigos del hecho, señaló que hay situaciones que no se han dicho y que podrían resultar escándalosas.

"Hay bellezas en este caso... hay una contaminación de pruebas", fueron las palabras de la jurista, que actúa como apoderada legal de Valentín Calderón, una de las personas a las que se le realizó pruebas de ADN para cotegarlas con las dos muestras de sangre encontradas en la anatomía de la víctima.

Valentín Calderón es, en base a lo dicho por su abogada Sarai Blaisdell, el hombre que encontró el cuerpo de Eduardo Calderón tirado y bañado en sangre, en el pasillo que conduce a la habitación 47 de ese hotel.

Según lo investigado por el Ministerio Público, ese sujeto alertó a dos agentes de seguridad del hotel sobre la macabra escena, y estos a su vez llamaron al 911 para que socorrieran a la víctima, quien supuestamente estaba casi desnudo.

Ahora bien, el Ministerio Público ordenó el allanamiento a la residencia de Valentín Calderón. Su objetivo era ubicar la tarjeta magnética o llave asignada al inquilino de la habitación 47: Hidadi Saavedra.

En este caso se ha mencionado al padre David Cosca, párroco de la iglesia Divina Misericordia de Paitilla. A raíz del escándalo, la Arquidiócesis de Panamá decidió separarlo del cargo mientras duren las investigaciones.

No obstante, el Ministerio Público aclaró que David Cosca no estaba el día del crimen y que las cámaras de video captaron cuando se fue de la misma, varias horas antes de lo sucedido.

La presencia del prelado en el hotel se debió a un acto de confesión de parte de Hidadi, fue lo que declaró el propio Cosca ante el Ministerio Público. Lo que también fue confirmado, es que el cuarto fue rentado a nombre del cura.

Dicha pieza fue separada por David Cosca para el alojamiento de Hidadi Saavedra, un hombre de 43 años que llegó desde Nueva York para esas fechas, y que además, fue monagillo del padre en mención.

Hasta la fecha, Hidadi cumple una orden de detención preventiva en una celda de la Dirección de Investigación Judicial y es por el momento, el principal sospechoso de la muerte de Eduardo Calderón de 37 años.

La noche del crimen, Hidadi Saavedra, Marlena Rodríguez y el hoy difunto, estuvieron primero en el casino del hotel y luego en la habitación, según la declaración jurada de Rodríguez.

Pero ella explicó que abandonó el cuarto justo después de la media noche. Solo quedaron Hidadi Saavedra y Eduardo Calderón. Calderón falleció en el hospital Santo Tomás pasada las tres de la madrugada, a raíz de un golpe en la cabeza.