Judicial - 24/10/18 - 09:00 AM

El padre David Cosca alquilaba habitaciones conjuntas en el hotel El Panamá

Una excolaboradora del hotel El Panamá declaró que era común que el padre David Cosca separara habitaciones una al lado de la otra en ese lugar. A ella la despidieron luego de hablar con el Ministerio Público.

El padre David Cosca alquilaba habitaciones conjuntas en el hotel El Panamá. Foto / Panamá América.
ETIQUETAS: Arquidiócesis de Panamá | David Cosca | Holanda Polo | Hotel El Panamá | Iglesia católica | Ministerio Público | Sistema Penal Acusatorio

El padre David Cosca alquilaba habitaciones conjuntas o una al lado de otra, ese fue parte del testimonio que dio una de las dependientes del hotel El Panamá y que fue despedida unos días después de acudir a la Fiscalía Superior Metropolitana.

La abogada Sarai Blaisdell, que es apoderada legal del testigo Valentín Calderón, manifestó a este medio que conversó con aquella mujer que aún no ha querido revelar su identida, pero que lo hará conforme avance el proceso.

La exempleada del hotel El Panamá fue citada por el Ministerio Público ya que ella estaba de turno el día que Eduardo Calderón falleció en el área de la piscina, la madrugada del sábado 7 de julio.

Ella, contó Blaisdell, declaró que el padre David Cosca era un cliente frecuente y muy bien tratado en el hotel El Panamá.

Añadió que los empleados de mayor rango conocían que el cura de la Divina Misericordia separaba habitaciones, y que en la mayoría de los casos, este solicitaba dos piezas, preferiblemente que estuvieran una al lado de otra.

Esa misma mujer, que laboró como recepcionista durante 12 años en El Panamá, también le dijo a los funcionarios judiciales que a ella le pareció extraño que sus compañeros limpiaran la escena antes de que llegara el Ministerio Público y la Dirección de Investigación Judicial (DIJ).

Afirmó que anteriormente ahí habían ocurrido muertes accidentales o provocadas, y que la norma, siempre había sido esperar a las autoridades, pero que en esa ocasión, alguien superior presionó.

Haberle contado todo eso a las autoridades fue, según dijo Blaisdell, la causante de su despido.

Por su parte, Javier Quintero, apoderado legal del padre David Cosca, admitió que la residencia de su cliente fue allanada y que también se encontró sangre en varias prendas de vestir en la casa cural donde vivía el religioso.

Empero, aseguró que no puede hablar del caso por el concepto de reserva del proceso que lleva más de tres meses en curso.

"Esos son datos del expediente y el artículo 278 prohibe a hablar a los abogados por el principio de reserva", aseguró Quintero.

A pesar de que el padre David Cosca no es imputado, su abogado acude a las audiencias que se realizan en el Sistema Penal Acusatorio "para llevar un control intelectual de las cosas que están ocurriendo".

Mientras que Holanda Polo, apoderada legal de Hidadi Santos Saavedra, expresó que para el Ministerio Público se ha hecho difícil la investigación por la presunta imprudencia de los colaboradores del hotel.

"El Ministerio Público tiene un gran problema y es que el personal del hotel hizo limpieza y no hay una escena del hecho bien acordonada".

Anteriormente, la jurista Sarai Blaisdell y su colega Marco Manjarrez, denunciaron que en el expediente consta, que los propietarios el hotel El Panamá declararon que las cámaras del pasillo, donde ocurrió la muerte de Eduardo Calderón estaban defectuosas para esas fechas.

Ambos han mencionado que en los registros del hotel borraron los datos de los huéspedes, que se alojaron en la habitación 48, donde supuestamente estuvieron alojadas "unas religiosas", según lo narrado por Edwin Anel Trujillo y Juan Cruz, el supervisor de turno y el seguridad del hotel, respectivamente.

 

 

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.