Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 13/11/19 - 04:15 PM

El daño profundo a la Iglesia católica por el caso David Cosca

El arzobispo de Panamá aceptó que el hecho ocurrido en el Hotel El Panamá ha creado cierto recelo, pero que la Iglesia católica no intervendrá en la justicia civil.

David Cosca sigue suspendido de sus funciones como presbítero de la iglesia Divina Misericordia. Foto: Panamá América.
José Domingo Ulloa

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa declaró este martes que el supuesto vínculo del padre David Cosca con el asesinato de Eduardo Calderón, hecho ocurrido en julio de 2018 en el Hotel El Panamá, le ha hecho un daño profundo a la Iglesia católica.

David Cosca fue acusado e imputado por las autoridades judiciales, por la supuesta comisión del delito de encubrimiento, en el caso de un homicidio en el que ya fue condenado Hidadi Santos Saavedra, a 20 años de prisión.

Sobre el tema, José Domingo Ulloa fue claro; dijo que la supuesta participación o mención de uno de sus miembros los deja mal parados, pero que hay que esperar la decisión de la justicia.

"En el fondo sí nos hace daño, pero también podemos ver que la iglesia es mucho más que nosotros los sacerdotes y obispos, y por eso queremos que se aclare. No podemos adelantarnos a un juicio si la justicia civil, después de todas estas investigaciones, no dé el veredicto que estamos esperando", dijo el líder religioso.

José Domingo Ulloa expresó que David Cosca permanece separado del cargo como presbítero de la iglesia Divina Misericordia. Añadió que están a la espera de la conclusión del proceso y que ellos no van a intervenir en las investigaciones. Quieren que todo se aclare.

VEA TAMBIÉN: Rolando López, el gestor de lo 'Varelaleaks', según abogados de Ricardo Martinelli

"Sobre ese caso lo hemos dicho, como iglesia lo hemos suspendido de sus funciones públicas para no interferir en la justicia civil. Nosotros nos manifetaremos públicamente después del juicio decidiremos qué vamos hacer ya oficialmente con el padre David Cosca. Mientras no termine el juicio, es una suspensión por el bien de él y el bien de la justicia, que se aclare lo que se tiene que aclarar".

No hay rastros de su teléfono celular

La sección de Homicidio/Femicidio de la Fiscalía Metropolitana, del Ministerio Público, descubrió que David Cosca fue quien separó y pagó la habitación 47 del Hotel El Panamá donde se hospedaron el hoy presidiario y la víctima. Además, se comprobó que el cura estuvo en dicha pieza varias horas antes de que ocurriera el desenlace fatal.

El Ministerio Público también confirmó que está en la búsqueda de un celular propiedad del religioso de donde posiblemente se podrían extraer datos relacionados al homicidio.

De hecho, durante las pesquisas que se realizaron al teléfono celular de Hidadi Santos Saavedra, se confirmó que este mantenía convesraciones constantes con el padre David Cosca y que en esos chats, él (Hidadi Santos) se refería en forma de clave a "Telma", una supuesta mujer a la que mencionaba muy seguido, reveló dicha fuente.

No obstante, contó el informante, que el rompecabezas no se ha completado porque el resto de las conversaciones o chats están en el teléfono móvil que, supuestamente extravió el sacerdote, cuando recibía terapia en una clínica privada de la capital. El propio David Cosca dio dos versiones sobre la pérdida del aparato. Dijo que no tiene claro si lo dejó en un taxi o en el Hospital Nacional.

VEA TAMBIÉNMás de 100 menores aprehendidos por incumplir el toque de queda en La Chorrera

En este sentido, la Fiscalía Metropolitana tiene sospechas de que en esas conversaciones sobre "Telma" hay más detalles del porqué de la muerte de Eduardo Calderón, ocurrida la madrugada del 7 de julio de 2108 en el área de las cabañas del Hotel El Panamá.

A pesar de que Hidadi Santos Saavedra fue sentenciado por ese caso, las autoridades no han logrado descifrar el móvil del asesinato de Eduardo Calderón, tomando en cuenta que la víctima y el victimario eran amigos, conocidos de muchos años.

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!