Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 21/3/19 - 07:45 PM

Captura de Eduardo Macea, alias Marshall, la película que contó un agente encubierto

La captura de Eduardo Macea, alias Marshall, fue una verdadera película en la que hubo más de 30 disparos. Dos policías resultaron heridos.

La captura de Eduardo Macea, alias Marshall, la película que contó un agente encubierto. Foto: En Segundos Panamá.

La reciente captura de Eduardo Macea, alias Marshall y otros dos supuestos delincuentes, tiene todos los elementos de una película de acción.

Una fuente policial detalló cómo sucedió el arresto donde hubo seguimiento, persecución y más de 30 disparos. Dos policías resultaron heridos.

Uno de esos policías tuvo que mostrar su placa para pedirle al conductor de un auto particular que, lo transportara para finiquitar la operación en la que cayó "Mashall".

Todo inició cuando se creó un comando élite dentro de la Policía Nacional que tenía la obligación de atrapar a uno de los hombres más buscados en Panamá.

Nuestro informante aseguró que a raíz de una serie de asesinatos ocurridos en la provincia de Colón fue que las autoridades empezaron a sospechar de Marshall.

De acuerdo a la fuente, cerca de 30 personas fallecieron en Colón, producto de una guerra entre dos bandos que inició en 2018, cuando Eduardo Macea, alias Marshall, fue sobreseído por el Juzgado Tercero Penal de Colón. Los delitos: presunto homicidio y pandillerismo.

VEA ADEMÁSPlanean fraude electoral tras impugnación de postulaciones de Ricardo Martinelli, Alma Cortés

Según cuenta el informante, Marshall había prometido acabar con cada una de las personas que lo habían traicionado y que se habían cambiado al bando de Jaime Powel, alias Yunya, su acérrimo rival desde hace algunos años.

Esa guerra produjo 30 muertes en 2018 las cuales se sumaron otros 61 asesinatos que se registraron el año pasado en la provincia de Colón.

Esa treintena de asesinatos donde murieron presuntos pandilleros de los bandos de "Marshall" y "Yunya", fue la clave para lograr capturar al primero, a quien las autoridades califican como uno de los principales narcotraficantes de droga desde Panamá hacia Europa a través de los puertos del Atlántico.

El 12 de marzo pasado la policía se topó con un auto en el que viajaba "Marshall" y otras dos personas: Jamil De Mera y a Jairo Garibaldi.

Resulta que tras varias semanas de seguimiento, un grupo de agentes encubiertos, se topó con una camioneta de lujo que circulaba por la Avenida Balboa a la altura del Mercado de Mariscos.

Cuando ambos vehículos quedaron uno al lado del otro, dice la fuente, uno de los agentes identificó a "Marshall" a través del papel ahumado de la camioneta.

LEA TAMBIÉNFranz Wever es idóneo para ser magistrado del Tribunal de Cuentas y de la Corte Suprema de Justicia

Decidieron seguir el carro que tomó rumbo a la Calzada de Amador. Acto seguido, un policía le dio la voz de alto, pero supuestamente, estos respondieron con disaparos.

Entonces se escenificó una persecución en plena calzada. El vehículo de la policía colisionó dos veces con el carro donde viajaba Marshall y los otros dos hombres.

Tras resultar afectado, el auto policial no pudo continuar por lo que uno de los agentes sacó su arma de reglamento y su placa. El mismo detuvo un auto particular para pedirle al conductor que los llevara a la Isla de Naos.

Ahí hay un edificio residencial donde según las autoridades se escondía Marshall, esos apartamentos están valorados en 500 mil dólares. La policía ya sabía que a ese edificio llegaban y salían autos de lujo todos los días. Observaron unos movimientos sospechosos.

Marshall y sus acompañantes entraron al residencial alegando que unos sujetos los perseguían para robarles y asesinarlos por lo que los encargados de la seguridad los dejaron pasar sin filtros.

Segundos después llegó la policía donde lograron aprender a los tres hombres.

Lea mañana en nuestra web: "Autoridades crearon un escuadrón de sicarios para matar pandilleros".