Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Economía - 20/2/19 - 12:00 AM

Panamá vuelve a depender de la generación térmica

Bernal asegura que el sistema está sin plantas de reserva ante cualquier eventualidad, ya que las térmicas están a su máxima capacidad.

Víctor Urrutia, secretario de Energía, señaló que efectivamente el despacho responde a la situación de los embalses.

El sistema nacional de energía se encuentra prácticamente sin plantas de reserva ante alguna eventualidad, toda vez, que más de 60% de la generación eléctrica es a base de térmicas, lo que también podría incidir en el alza de la tarifa eléctrica para el segundo semestre del año.

Gustavo Bernal, experto en temas energéticos, señaló que generalmente las plantas térmicas actúan como respaldo, pero en este caso, están a su máxima capacidad, lo que preocupa, ya que ante cualquier eventualidad no hay respaldo en el sistema.

Según cifras del Centro Nacional de Despacho, de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), la generación térmica alcanza el 67%, la hidroeléctrica 11.61%, eólica 14.84%, solar 6.35%, entre otras. Es decir, que las térmicas alcanzan el 67.03% y las renovables 32.97%.

Indica Bernal que el sistema de potencia firme que es aquella que se puede generar y está disponible, está ahora mismo a su máxima capacidad.

VEA TAMBIÉN: Empresas tras el metro, salpicadas en escándalos

Adicional a esta situación, se espera una temporada seca muy extensa, por lo que conocedores del tema piensan que se está tratando de ahorrar agua en los embalses.

Sin embargo, las autoridades no han hecho un llamado a los sectores productivos de que hagan un uso racional de la energía, frente a la situación de sequía extensa.

El día lunes se registró la demanda máxima de energía que alcanzó los 1,704 megavatios.

Víctor Urrutia, secretario de Energía, señaló que efectivamente el despacho responde a la situación de los embalses, sin embargo, no parece que se registre una situación de precariedad como en años anteriores y no hace falta tomar otras medidas.

VEA TAMBIÉN: Tocumen lanza nuevo servicio a los viajeros

"Cuando no hay suficiente agua para generación hídrica, las térmicas actúan como plantas de emergencia, pero la situación ha cambiado, ya que las térmicas están trabajando y no hay respaldo de haber una eventualidad", dijo Bernal.

Asegura que las térmicas son más caras que las hidros, aunque se haya contratado el gas y pudiera ocasionar una incidencia en la tarifa en junio próximo.

Destacó que la realidad es que el sistema nacional está a su máxima capacidad y no hay indicio de que el agua pudiera ayudar en nada porque se está soportando con térmicas.

"De darse algún daño en alguna planta térmica grande, el sistema puede entrar en lo que se llama situación inestable", aseguró.

Por su parte, el experto en temas de energía de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Pastor Cabrera, considera que la situación no es alarmante, dado que a pesar de que los lagos están a niveles bajos, existe suficiente oferta de energía para suplir la demanda y no cree que sea necesario hacer una campaña de ahorro en este momento.

VEA TAMBIÉN: Inicia explotación de cobre en Panamá

Indicó que actualmente existen 3,500 MW instalados y la demanda apenas llega a 1,700 MW, lo que significa que tienen el doble de capacidad para suplir la demanda.

Mientras, Ricardo Sotelo, del sindicato de Industriales, sostuvo que la proyección del verano es muy larga y posiblemente se está tratando de cuidar las reservas de agua.

Bernal sostiene que en vez de mandar la energía que se produce en el Occidente para la ciudad, se está enviando 120 MW a Centroamérica.

120


megavatios son exportados a Centroamérica.

1,704


megavatios fue la demanda máxima de energía el lunes.