Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Economía - 15/4/19 - 12:00 AM

Importación de cemento pone en peligro miles de empleos en la construcción

Situación amenaza con la pérdida de empleos en momentos en que crece el problema de desempleo, según el economista Juan Jované.

Mayra Botacio, jefa del departamento de saneamiento ambiental del Minsa reconoció que no se revisa la entrada del cemento importado.

La importación de cemento que excede los niveles de cromo hexavalente, por parte de unas 20 empresas, atenta contra la industria nacional y con la pérdida de un número significativo de puestos de trabajo del sector, según alertó el economista Juan Jované.

Tal como lo han denunciado los voceros de la industria cementera, el producto importado con componente cancerígeno afecta a quienes tengan contacto con el material.

En otros términos no solo afecta a los trabajadores y productores de las ramas del cemento y el concreto. También constituye un riesgo para los de otras ramas, principalmente de la construcción, que tienen que manipular el cemento, así como para el conjunto de la población, detalló Jované.

El número de trabajadores ocupados en la industria de la construcción fue de 189 mil 839, hasta agosto, lo que representa el 10.2% de la población económicamente activa.

VEA TAMBIÉN Cámara de Comercio: 'El futuro inmediato del país está en manos de los electores'

Sin embargo, conforme al estado de la industria, ha logrado llegar a emplear hasta 220 mil trabajadores directos e indirectos. Se estima que actualmente hay 90 mil trabajadores en la industria de la construcción.

Industria

Cemento Interoceánico, que representa el 10% del mercado panameño, cuenta con 150 trabajadores. Mientras que Cemex y Argos que tienen el 90% del pastel, emplean a un mayor número de trabajadores por ser productoras de la materia prima, como es el caso de Cemex.

Jorge Azcárraga, Gerente General de Cemento Interoceánico calcula que en total pueden haber 1,500 empleos directos en la industria local de cemento.

En este sentido, Jované recordó que el año pasado, la situación de las industrias vinculadas al cemento, mostraron signos de alarma.

VEA TAMBIÉN Etesa emitirá bonos por al menos $500 millones

Muestra de ello, es que la producción física de cemento premezclado durante ese año se redujo en 21.4%, mientras que la de cemento gris lo hizo en 13.8%.

Héctor Ortega, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC) coincide con Jované en que la industria de la construcción no atraviesa por sus mejores momentos, tomando en cuenta el comportamiento de los principales insumos de la construcción.

Ortega señaló que la producción de cemento gris nacional en noviembre del 2018 fue de un 1.5 millones de toneladas métricas, lo que representó una reducción de 14% con relación al mismo periodo del año anterior.

VEA TAMBIÉN Es ilegal el cobro adicional por el pago con las tarjetas

En el caso de concreto premezclado, la producción nacional en noviembre del 2018 fue de 1.2 millones de metros cúbicos, lo que representó una disminución del 22.4% con respecto a noviembre del 2017.

Por otro lado, también se registró una reducción en su consumo el acero de refuerzo, agregados como piedra y arena, cables eléctricos, tuberías, ventanas de aluminio y pintura.

Por el contrario, la importación de cemento al país, ha alcanzado un volumen de entre 10 mil y 20 mil toneladas métricas mensuales.

Según los análisis del economista, las importaciones representarían del 7.3% al 14.6% del total de la producción nacional de cemento.

Comportamiento que es facilitado por el bajo nivel arancelario del producto (10.0% ad valórem), así como por probables mecanismos de dumping.

Lo que si es cierto, es que la industria también se ha visto afectada por otros factores como la desaceleración del sector construcción en proyectos de infraestructura y el sector inmobiliario, expresó Azcárraga.

"Siempre y cuando haya aceleramiento en la ejecución de los proyectos, los tiempos podrían mejorar", concluyó.

2018


fue el año de más baja inversión en obras de construcción por parte del sector privado desde el 2011.

$900


millones fue el monto de la inversión del sector privado en el 2018.