Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Economía - 26/5/19 - 12:00 AM

De la literatura a la realidad

A unos 200 kilómetros de Troya se sitúa la antigua ciudad de Pérgamo. Allí se conserva parte del Asclepión (Asclepio era el dios griego de la medicina), un afamado hospital que vivió su periodo de mayor esplendor en el siglo II d. C., la época de Galeno, que nació en Pérgamo.

A la entrada del yacimiento se alza un gran caballo de madera que rememora la treta de Ulises. EFE

Durante muchos años se pensó que Troya no era más que un mito hasta que, en el siglo XIX, Heinrich Schliemann, un acaudalado alemán metido a arqueólogo, basándose en las teorías de un estudioso norteamericano y en los datos geográficos recogidos en "La Ilíada", comenzó a excavar y encontró las ruinas de Troya.

En realidad, lo que descubrió fueron los restos de diez ciudades superpuestas que ocuparon ese lugar a lo largo de los siglos. La que parece corresponderse con la de "La Ilíada" es Troya VI, de la que se conserva parte de la muralla y una torre.

A la entrada del yacimiento se alza un gran caballo de madera que rememora la treta de Ulises. Según cuenta el poeta Virgilio en "La Eneida", este caudillo griego consiguió que los troyanos introdujeran en su ciudad un enorme caballo de madera como ofrenda a los dioses.

Pero se trataba de un regalo envenenado, pues en su interior se escondían soldados que abrieron las puertas de la ciudad a los ejércitos griegos, lo que supuso la destrucción de Troya.

VEA TAMBIÉN: Panamá, esperanzada en nuevas inversiones para generar más empleos

A unos 200 kilómetros de Troya se sitúa la antigua ciudad de Pérgamo. Allí se conserva parte del Asclepión (Asclepio era el dios griego de la medicina), un afamado hospital que vivió su periodo de mayor esplendor en el siglo II d. C., la época de Galeno, que nació en Pérgamo.

El Asclepión se halla algo retirado de la acrópolis de Pérgamo. Para llegar a esta acrópolis hay que adentrarse en la actual ciudad de Bérgama y subir en teleférico. Sus principales construcciones son el templo de Trajano, el teatro, el altar de Zeus.