Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Deportes - 08/1/19 - 12:00 AM

Un triunfo inolvidable

Para los campeones del Torneo Centroamericano Infanto-Juvenil, la victoria tiene un significado más que especial: el apoyo de la gente, y hacerlo en la cancha de sus amores son recuerdos que siempre contarán entre sus anéctotas favoritas.

Samuel Durán (dcha.) conquistó el campeonato en los 11-12 años, mientras que Diego Álvarez fue subcampeón y registró la ronda más baja de todo el torneo, con 68 golpes. /Foto Anayansi Gamez
La delegación panameña posa luego de recibir la Copa de Naciones del XLIII Campeoanto Centroamericano Interclubes Infanto-Juvenil. /Foto Anayansi Gamez
Sara Guadalupe Luciani (dcha.) junto a Megumi Nakada, reinas de los 9-10 años.
Lúa Pousa, campeona de los 13-14 años, también recibió la Copa Amistad.
Reyes en casa: Juan David Arias (izq.) ganó el título en los 9-10 años masculino, y además con sus compañeros Ernesto Durán (centro) y Óscar Espino (dcha.) conquistaron el campeonato por equipos de esa división.
Pequeños maestros: Alfredo Maduro (dcha.) y Sebastián Paz Rodríguez obtuvieron el primer y segundo lugar, respectivamente, en los 8 años. Por equipo, junto a Andrés Cuevas, igualmente festejaron el campeonato.
Organización de primera: De izq. a dcha.: Wilman Beltrán, Erika Pousa, Digna Tang de Ng, Santiago Ng, Miguel Durán, Rodrigo Arosemena y Juan Pousa, quienes comandaron la organización del XLIII Campeonato de Golf Interclubes Infanto-Juvenil.
Campeonas: Aitana Pousa (izq.), Carla Álvarez (centro) y María Cossio (izq.) al momento de recibir la copa que las acredita como campeonas centroamericanas en la categoría de los 15-18 años femenino. Acumularon 945 golpes, Guatemala fue segundo con 993.

Las mesas del salón de recepciones del Club de Golf de Panamá no paraban de sonar, los nombres de los campeones se coreaban con intensidad. La razón era obvia: el equipo de casa escribió con letras doradas su nombre en el XLIII Campeonato Interclubes Infanto- Juvenil de Centroamérica y Panamá.

La Copa de Naciones, los cinco títulos por equipos y los otros cinco individuales más que trofeos son el sueño hecho realidad de los jóvenes jugadores.

Samuel Durán, por ejemplo, manifestó que triunfar en su cancha era un anhelo que tenía desde hace mucho rato.

"Desde chiquito quería ganar en esta cancha, cuando en el 2013 se jugó en Panamá no tenía la edad, entonces me dije que iba a ganar (en 2019). Fue un orgullo terminar con birdie en el hoyo 18 al frente de la gente", narró Durán, campeón de la categoría de los 11-12 años.

En cuanto al torneo, Durán aseguró que su tiro del torneo fue el que hizo en el hoyo 15, de la ronda final.

"La ronda más importante fue la última porque me recuperé y acabé bien. Metí buenos putts al final, porque al comienzo fallé un par de puttsitos. Mi tiro del torneo fue el del 15, pues me pasé la loma y quedé a un pie del hazard, de ahí de ese tiro flop shot metí el putt de 10 pies y entonces me prendí y acabé birdie, par, birdie", añadió Durán.

Samuel, que ha ganado tres veces seguidas en el Centroamericano, le dio créditos del nuevo éxito a su padre.

"El apoyo de mi papá es importante porque me lleva a los torneos, me limpia los palos, me cadea y me da mi termo. Cuando estoy de mal ánimo me calma", explicó Durán.

Esfuerzo que da frutos

Lúa Pousa, campeona de la división 13-14 años, sufrió algunos inconvenientes durante el torneo, pero nunca dejó que ello afectara su juego.

"En la segunda ronda se me volteó la bolsa en el primer hoyo, y el driver se me rompió. Fue desconcertante cuando lo vi, pero dije que tenía que seguir luchando porque aún no había ganado nada y tenía que tener la mejor actitud. Eso no podía influir en mi juego, luego mi papá me trajo uno viejo y pude acabar", recordó Lúa.

   Pousa ya sabía lo que era ganar un Centroamericano, sin embargo, no hay nada como hacerlo en casa. La jugadora afirmó que esta ha sido la edición que más ha disfrutado.

"Se siente muy bien triunfar, es la prueba de que todo el esfuerzo valió la pena. Estoy muy feliz de que hayamos podido ganar este Centroamericano, de verdad que es uno de los mejores sentimientos del mundo. Empecé el año de la mejor forma, ganar en casa es increíble", dijo Pousa.

La casa se respeta

Sara Guadalupe Luciani debutó por todo lo alto en el torneo regional.

La jugadora de la categoría 9-10 años se llevó el campeonato individual y también ganó en equipo. Las sensaciones para ella son inmejorables.

"Este triunfo se lo dedico a mi familia que ha dedicado su tiempo para apoyarme. Se siente muy bien ganar, porque en casa se nos respeta y es la primera vez que el equipo gana", comentó.

Luciani, igualmente, se refirió a los lindos recuerdos del interclubes.

"Lo que más me gustó es que compartí con personas de Centroamérica e hice nuevas amigas", añadió.

Para Sara el golf es un deporte muy divertido, por eso invita a más niños a que se animen a practicarlo y que así haya más jugadores profesionales en el futuro.

Por Panamá también ganaron títulos individuales Juan David Arias y Alfredo Maduro, de los 9-10 y 8 años, respectivamente.

Además de la preciada Copa de Naciones, la delegación nacional obtuvo campeonatos en las categorías juvenil femenina, preinfantil A masculina, preinfantil B (en ambas ramas) y en la preinfantil C.

Carla (15-18) y Diego Álvarez (11-12), al igual que Megumi Nakada (9-10 años), lograron subcampeonatos.

Capitán de Panamá destaca la persistencia en el Centroamericano

Guillermo Neira, uno de los capitanes del equipo, aseguró que la clave de la victoria de Panamá en el Campeonato de Golf Interclubes de Centroamérica se debió a la persistencia que mostraron todos los jugadores.

“Era difícil, pero sabíamos que habíamos entrenado muy bien, al final se dieron los resultados y nuestro gran objetivo, que era ganar la Copa de Naciones por primera vez en nuestra historia, se logró.

Neira calificó de cerrada la batalla ante Guatemala, pero al final la condición de local se hizo respetar.

“Nos complace mucho esta victoria porque hicimos respetar la casa. Panamá inició ganando, luego Gutemala remontó y en las rondas finales estuvimos cerca”, dijo.