Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Deportes - 08/5/19 - 12:00 AM

Messi-dependencia acabó al Barcelona

El técnico Ernesto Valverde podría tener los días contados al frente del Barcelona, después de ser humillado en Anfield por el Liverpool, que le dio vuelta al marcador 0-3 para ganar 4-3 y avanzar a la final de la Champions League.

Valverde llegó muy confiado a tierras inglesas después de ganar 3-0 en el partido de ida en el Camp Nou, pero no contaba que el viejo zorro Jürgen Klopp le había planificado un partido aguerrido para darle la vuelta al marcador.

Kloop en los últimos cuatro años ha estado en tres finales. En el 2016 en la Europa League, en el 2018 en la Champions y la que acaba de lograr.

Los críticos ya le ponen la mira a Valverde, porque aseguran que no hizo los cambios esperados, apostando a que el argentino Lionel Messi se pusiera la capa y cargara al equipo hasta la final, pero esto no ocurrió.

Desde Messi a Valverde, se miren por donde se miren: un fracaso histórico. Asegura la prensa española.

El Liverpool fue arrollador y así lo reconoció Valverde, que incluso confirma que no pudieron reaccionar en la zona defensiva y pagaron caro, principalmente, el segundo y tercer gol de los locales.

El técnico azulgrana confirmó que los días que están por venir para él y su plantilla serán muy horribles, y que la lectura que le dejó la aparatosa derrota no sabe cómo explicarla.

Klopp, por su parte, dijo que la estrategia fue meterle en la mente a los jugadores que había que salir al campo de juego a marcar goles y evitar que les marcaran más.

El Liverpool es el primer equipo inglés que alcanza dos finales de la Champions seguidas, desde el 2008-09 que lo hizo el Manchester United; y no pudo contar en sus filas ayer con dos piezas grandes de su plantilla como lo son Salah y Firmino.

La cara por el equipo inglés la sacaron a la ofensiva Origi, a los 6 y 78 minutos, y Wijnaldum quien logró perforar las redes a los 53 y 55 minutos.

Barcelona, que apostaba a ganarlo todo esta temporada, tendrá que asimilar su eliminación del torneo más importante de Europa. Simplemente la Orejona se alejó por completo de sus vitrinas en esta oportunidad.