Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Deportes - 10/7/19 - 11:45 AM

Mariano Rivera Jr., de la lomita a la venta de autos

El primogénito de la leyenda de los Yanquis tomó la decisión de retirarse antes de casarse.

Mariano Rivera prefiere dedicarse a su familia.
  • Redacción/10deportivo

Mariano Rivera Jr. no quería una vida como la de su famoso padre. Por eso cuando el año pasado   decidió casarse, también hizo a un lado su carrera como beisbolista profesional.
El hijo del mejor cerrador de todos los tiempos no deseaba que cuando formara su familia sus hijos pasaran por lo mismo que él.

"He tenido la suerte de tener un padre que ha aportado tanto para nuestra familia, pero no quiero que mi hijo crezca como yo, y que no tenga un padre cerca a causa del béisbol.
Hubo días en que mi padre nos llevó a la escuela y pasó un tiempo con nosotros haciendo otras cosas, y esos son recuerdos que atesoro.
Pero rara vez lo vi después de irse a los entrenamientos de primavera, y cuando jugaba partidos nocturnos en el Yankee Stadium, me dormía antes de que volviera a casa. Lo veía más en la televisión", dijo el año pasado al New Yor Times.

La decisión no fue fácil, pero al final ganó el amor por su esposa Alyssa Picinich.

 

 

 

VEA TAMBIÉN: ¿Habrá cambios en las eliminatorias hacia Catar 2022?
VEA TAMBIÉN: Bárcenas tiene nivel para la primera división de España

Ahora, lejos del montículo, el primogénito de "Mo" es asesor de ventas y servicio en Rivera Toyota, un local de carros ubicado en Nueva York.

Aprovechando el renombre de su popular progenitor, Rivera Jr. es el encargado de administrar  uno de los negocios familiares.

Semana tras semana comparte fotos de sus clientes satisfechos, a la vez que incentiva a otros a adquirir un carro.

Rivera, que fue seleccionado en el draft de 2015 por los Nacionales, ingresó a la lista de retiro voluntario el 15 de mayo del año pasado. Jugó cuatro temporadas en  las Ligas Menores, su marca de por vida fue de 7-6, con efectividad de 4.62 y 128 ponches recetados, en 167.2 entradas de labor.