Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Deportes - 11/9/19 - 01:45 PM

Ex jugador del Barcelona y Atlético de Madrid, condenado a 20 meses por disparar en un hospital

En octubre de 2018 Arda Turan se peleó en una discoteca con el cantante Berkan Sahin, que había acusado al futbolista de haber acosado a su mujer.

Arda Turan Foto EFE
  • Turquía
  •   /  
  • EFE
  •   /  
  • @10Deportivo

El futbolista turco Arda Turan, ex jugador del Atlético de Madrid y del Barca, ha sido condenado a dos años y ocho meses de cárcel, sin entrada inmediata en prisión, por llevar sin licencia un arma, con la que disparó al suelo en un hospital.

El internacional turco, actualmente en el Basaksehir de Estambul, no tendrá que ingresar en prisión, a no ser que cometa otro delito en los próximos cinco años, al haber renunciado a apelar la sentencia.

Los hechos juzgados se remontan a octubre de 2018, cuando Turan se peleó en una discoteca con el popular cantante Berkan Sahin, que había acusado al futbolista de haber acosado a su mujer.

VEA TAMBIÉN El Salvador se estrella en la Liga de Naciones

VEA TAMBIÉN Nuevo jugador de los Patriots, acusado de violación

VEA TAMBIÉN Francia elimina a Estados Unidos del mundial de baloncesto

El tribunal absolvió a Turan del delito de acoso, pero lo condenó por el de lesiones intencionadas, al haber roto la nariz al cantante; por tenencia ilícita de armas; y por haber disparado al suelo la pistola en el hospital al que había acudido Sahin tras la pelea.

Durante el juicio, el futbolista negó el acoso pero reconoció los demás hechos, si bien asegura que el disparo fue accidental.

"Gracias a Dios, la Justicia turca ha considerado que era una vergonzosa difamación", escribió Turan en referencia a la absolución del delito de acoso, en un comunicado difundido por NTV.

El delantero turco, cedido desde enero de 2018 por el Barça al Basaksehir de la Superliga turca, ha denunciado también a Sahin por "difamación".

En las redes sociales turcas, numerosos usuarios consideran la sentencia y su suspensión como enormemente indulgente, sobre todo comparándola con otras condenas, muy superiores, por delitos de opinión política.