Confabulario - 30/12/18 - 12:00 AM

Confabulario

Calígula panameño

Al mejor estilo de los peores torturadores de la historia de la humanidad, el Tortugón descarga su odio contra El Loco en sus últimos meses de mandato. Solo una mente malvada y psicótica puede regocijarse torturando en Navidad.

Calígula panameño II

El Tortugón ordenó que en menos de dos horas le requisaran la celda en la madrugada a El Loco. No les importó que estuviera medicado y descansando. Le pusieron todo patas arriba a sabiendas de que no hallarían nada.

Calígula panameño III

Al Loco lo desnudaron para requisarlo. La tortura física y sicológica logró su cometido. Su presión arterial y el pulso cardíaco se le dispararon a las nubes. Ahora lo que les viene son denuncias criminales del Tortugón para abajo.

Calígula panameño IV

No se condolieron de que El Loco sufra graves padecimientos cardíacos para mandarle un gendarme. Y por si intentan plantarle algo para justificar su brutalidad, hay evidencias de que en las requisas no se encontró nada.

De rodillas

Al ritmo que vamos, el Tortugón terminará pidiéndoles de rodillas a los Padrastros de la Patria que le aprueben algo de lo que les manda. En medio de su enorme desgaste político no le paran bolas ni los de su propio partido.

De rodillas II

Y hablando de súplicas. La pariente del Tortugón que dirige el MEF casi les rogó a los Padrastros que le aprueben la ley sobre defraudación fiscal. Está loca por quedar bien con los organismos internacionales que asfixian a Panamá.

Chistecito

Los ñames aprobaron postular a candidatos independientes. Esto es un chiste o un inocente mariposa, ¿quiénes van a ser tan pendejos de hundirse con el Titanic más grande de la historia? Si están desesperados, que no se note.

Ñamura

Ante los rumores de que el Tortugón, en su agonía, propondrá en su discurso del 2 de enero una reforma constitucional mediante dos asambleas, la gente se pregunta si le dejará la tarea a los Padrastros que tanto desprestigió.

Relojito

Algunos perversos piden que se instale en la Cinta Costera, cerca de la casa del Tortugón, un reloj gigante, como los que se colocan en Asia para esperar el Año Nuevo. Quieren cantar a coro cada segundo que le falta para irse.

Trapos sucios

En redes circula una grabación de un supuesto ñame que asegura que los allegados al Tortugón lo están abandonando porque comió solo y ni siquiera los salpicó con los 10 melones que gestionó el Lasso de Jodebrecht. ¡Dura!

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.