Confabulario - 26/11/18 - 12:00 AM

Confabulario

Oídos sordos

¿Qué dirán ahora el Tortugón y sus sacrosantos defensores oficiosos, luego de que la Cámara de Comercio advirtió lo que todo el país sabe: la justicia transita por un maltrecho rumbo? Ahora no proviene de ningún político.

Oídos sordos II

Los empresarios fueron claros al decir que los nuevos magistrados de la Tremenda Corte deben ser independientes, con idoneidad y méritos profesionales. Dicho de otra forma, ninguno de sus ungidos pasa la prueba.

Pura percepción

Anoche los maleantes hicieron de las suyas en un restaurante de Obarrio. Irrumpieron con cuchillos y machetes, como en África, y limpiaron a todos los comensales. Y mientras tanto, el Tortugón y sus gorilas maquillando cifras.

Juego peligroso

El Tortugón le está jalando el rabo a dos fieras. Cree que puede jugar con los gringos y con los chinos a la misma vez. En redes sociales le recordaron que uno puede jugar con la cadena, pero no con el mono, y menos si son dos.

Desconfiada

Isolda la espía quiere poner a su personal a pelear con Fredy. Anunció que el bono navideño está asegurado en un 90%, pero que el otro 10% depende de que Fredy a última no frene los pagos y los saque de la fila de cobro.

Desconfiada II

Isolda dice que aseguró un jugoso bono para sus subalternos desde enero. Después de la purga que hizo, queda claro que la consigna es: plomo para el que no se alinea con ella y plata para los que cumplen sus órdenes.

Plomera

Y hablando de Fredy, en las redes le dan hasta para llevar por su genial idea de frenar los pagos de las becas por excelencia. Lo cuestionan porque permite el desgreño político, pero para quienes hacen un esfuerzo, no hay platita.

Matraqueo

Algunos estrategas políticos apuestan a que los populares se fracturarán, luego de la dura contienda interna entre los simpatizantes de Nito y Blandoncito. Lo cierto es que Blandoncito le ha ganado dos asaltos seguidos al del piardí.

Vergüenza ajena

Varios colonenses que aman a su ciudad tuvieron que ofrecerles disculpas a un grupo de turistas que saltaba de charco en charco en la obra maestra del Tortugón. Nadie se explica cómo puede alardear de semejante desastre.

Pecho a tierra

Cocotudos del piardí están con las uñas pegadas al techo, esperando la andanada que le viene a partir de esta semana desde el despacho de Picuiro, Fredy, Isolda y los medios ñameñistas. Se trata de un plan bien orquestado.