Lo que se dirige a los pobres pasa por una burocracia que consume buena parte y lo que llega al pobre es menos de lo que se le quitó: así es como existe la pobreza, por culpa de la violencia estatal. Foto: EFE.

¿Impuesto a la riqueza? ¡A los pobres!

“Ninguna sociedad ha hecho más ricos a los pobres haciendo pobres a los ricos”. Cuando el Estado quita coactivamente recursos a una empresa tiene que cubrir ese bache porque existe para obtener ganancias y así atraer inversiones y poder crecer en el servicio que presta...

Juan Pablo II, un líder para hoy

...nuestro peor enemigo somos nosotros mismos de modo que debemos gestionar nuestro miedo -cuyo antídoto es la confianza- para hacer lo que debe hacerse y en el momento oportuno.

Sabemos que los humanos somos necesariamente sociables y que los besos y abrazos son grandes y humanos regalos. Foto: EFE.

¿Nueva normalidad? Solo para humanoides

Si la “nueva normalidad” serán normas coactivamente -utilizando el monopolio de la violencia estatal- impuestas contra la voluntad de las personas, sencillamente violarán a la naturaleza humana y, más temprano que tarde, serán superadas.

La violencia jamás puede tener un resultado natural, positivo, no importa a qué época o situación nos refiramos ni interesa que tan grave y urgente sea el problema por tratar. Foto: EFE

La violencia jamás es solución

Si las dos primeras guerras tuvieron como marco la rivalidad de las potencias dominantes, la del coronavirus se escribe en medio de una nueva disputa por el liderazgo planetario.

Las empresas que cierran son millones en todo el mundo. Espero que esto le sirva a la humanidad para comprender que no se puede actuar por miedo, ni con violencia. Foto: EFE.

La cuarentena es un auténtico genocidio

Hasta la oficialista ONU asegura que por “la pandemia”, es decir, los efectos económicos de las cuarentenas y otras represiones estatales, en 2020 se sumarán 130 millones de personas que podrían estar cerca de morir de hambre a las 135 millones del 2019. Un genocidio, verdadero.

Esta crisis se desata en plena frustración dadas las cuarentenas forzadas con la excusa de frenar al coronavirus y tras el atroz homicidio de George Floyd. Foto: EFE.

Abrieron las puertas del infierno

Se trata de la ola de protestas más extensa e intensa en este país desde el asesinato de Martin Luther King, en 1968. Ha habido más de 5.000 detenidos y una larga lista de saqueos, fuegos y escaramuzas, con múltiples heridos.

La pobreza es el resultado de las cuarentenas forzadas, por la violencia de los gobiernos, y la violencia siempre destruye. Foto: EFE.

Violentos y con el cerebro lavado

Y así, con este lavado de cerebro, es que han impuesto algo tan incoherente como decir que “para el bien de las personas” les quitan un derecho humano, básico, como es el de la libertad.

De privar a las personas de algo natural como la libertad, jamás puede resultar un bien. Los daños son muy graves: espirituales, morales, sicológicos, entre otros. Foto: EFE.

Lo superaremos (al maoísmo)

Como si las personas, las sociedades en libertad no pudieran resolver epidemias con más eficacia. El pánico ha confundido al punto que ya no respetamos las leyes de la lógica.

Suecia sigue sin confinamiento, libertad de movimiento, niños asistiendo a la escuela, comercios, bares y restaurantes abiertos. Foto: EFE.

¡Chapeau Suecia!

“¿Por qué tanta contrariedad al comprobar que la Covid-19 no explota en Suecia?

Las “cuarentenas” estalinistas actuales exterminan al ser humano ya que cuando quiera salir de ese aislamiento aséptico se contagiará de mil enfermedades. Foto: AP.

Un revival, la “revolución de terciopelo”

...estamos sumergidos en una bola de nieve en donde los resultados negativos del arresto domiciliario son atribuidos a “la pandemia” y, con esa excusa, se profundiza aún más la “cuarentena”.

La psicosis provoca que la gente colapse las guardias, bajan las defensas corporales y se enferman más y, además, exageran los síntomas. Foto: EFE.

¿Comunismo temporal o para siempre?

En cualquier caso, aun si la crisis es tan seria, el Estado no debe avasallar el derecho humano de la libertad. Si alguien tiene miedo y quiere ponerse en cuarentena, que lo haga, pero no hay derecho a forzar a nadie.

Páginas

Suscribirse a Alejandro A. Tagliavini