Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Ricardo Martinelli - 06/12/17 - 12:00 AM

La opinión de Ricardo Martinelli: 'La política debe unir y no separar'

En Panamá, la política pareciera ser el arte de promover y proteger tus propios intereses. Tu comportamiento en...


En Panamá, la política pareciera ser el arte de promover y proteger tus propios intereses. Tu comportamiento en el mundo siempre tendrá consecuencias públicas y la gente a tu alrededor lo analiza en términos de si los ayudas o los proteges a ellos.

Ganar una batalla al costo de alinear aliados políticos o creando enemigos irreconciliables no es lo más sabio, pero es lo que sucede en Panamá.

La sociedad está dominada por apariencias y para conseguir una estrategia contra el enemigo tienes que saber qué lo m otiva a él o a su círculo cero de poder. Muchas batallas se libran sin que ningún lado sepa qué le importa al otro.

Piensa mucho y busca la profundidad, y no tomes las apariencias por una realidad, ve las raíces del problema y busca una estrategia para terminar la lucha con una finalidad. Todas las peleas, inclusive las telenovelas, tienen un fin.

Muchos familiares, socios empresariales y amigos sociales terminan en contra tuya, unidos con un solo propósito. Cuando tú como gobernante debiste negociar y planear tu salida mientras tenías contigo la mejor mano de póquer.

Grandes estrategas como Tucídides estaban muy conscientes de recurrir a la teoría de que la destrucción de un ganador se da por no buscar una forma racional e inteligente de terminar el conflicto antes de que la arrogancia y prepotencia nublen la razón y el entendimiento de este. Debe saberse parar y negociar porque en la victoria uno debe imaginarse el significado de la paz y si vale o no la pena el riesgo tomado cuando ya no se tiene el poder. Hay que vislumbrar si los elementos que te dieron la sustentación aún estarán allí contigo o se alinearon con el gobernante de turno. Como dicen: "Viva el rey, muera el rey".

Este es un sabio consejo que ojalá me hubiesen dado, pero se lo paso al gobernante de turno de Panamá, que este pequeño gran país no se merece la desunión de sus ciudadanos y el resurgimiento del odio cada 5 años cuando cambia el gobierno. Consejo gratis.