Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Nación - 15/11/17 - 12:00 AM

Quinta papeleta podría restarle poder al pueblo

La propuesta de incluir una quinta papeleta en las próximas elecciones generales y avalar así el llamado a una constituyente en el 2020 no cuenta con la simpatía de las mayorías, según expertos.

El presidente del Tribunal Electoral apoya la inclusión de una quinta papeleta en los comicios. Archivo
Jason Morales Valdés | [email protected] | @JasonMoralesV

El llamado a una constituyente paralela que están promoviendo sectores políticos, con la inclusión de una quinta papeleta en las elecciones generales de 2019, carece de un elemento fundamental: la credibilidad ciudadana.

Así lo evalúan sectores de la sociedad que han pedido no desvirtuar el sentido de una posible reforma constitucional, ante la negativa del Gobierno de cumplir con esta promesa.

En este sentido, la economista Maribel Gordón calificó como no viable la colocación de una quinta papeleta y considera que las organizaciones que tratan de disfrazar la necesidad a la población y el poder que debe emanar de los constituyentes que se convoquen, "no tiene credibilidad", expresó.

Al respecto, el abogado constitucionalista Miguel Antonio Bernal manifestó que en 2004 se recogieron firmas a través del Comité Ecuménico para una quinta papeleta y se volvió a poner sobre el tapete el tema para hacerlo en 2019, para que se le pregunte al pueblo si quiere una constituyente.

"En el 2004 se recogieron más de 200 mil firmas y todos los candidatos se comprometieron en apoyar lo que arrojara la papeleta, pero vino el Tribunal Electoral y dijo que no había papel", recordó.

Por su parte, el arquitecto y empresario Diego Morales opinó que se necesita una revolución constitucional que transforme la estructura jurídica, administrativa y económica del Estado panameño.

Sin embargo, Morales ve como principal inconveniente "la manifestación de fuerza popular del pueblo, porque no se han creado las condiciones de grupos sociales".

Lamentó que el gobierno "esté reído de la vida", porque sabe que el desorden entre los principales grupos provoca que no haya organización social.

200 mil firmas se recogieron para incluir una quinta papeleta en las elecciones del 2004, pero el Tribunal Electoral se rehusó.