Has completado el acceso a 10 notas, si no tines una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas.
Registrate
Y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios.
Nación - 20/4/17 - 02:30 PM

Por una palabra obscena por WhatsApp hombres podrían ir a prisión

Se trata de la nueva reglamentación sobre la violencia contra las mujeres. Las penas van de cinco a ocho años de prisión.

Enviar un simple ícono o nota de voz a su esposa, novia, amiga o a cualquier mujer a través de WhatsApp, de forma mal intencionada, por más mínima que sea, podría resultar lamentable para quien la envíe.

Actos como el anterior podrían costarle al agresor (a) de cinco a ocho años de prisión tras la firma del decreto que reglamenta la Ley N° 82 de 24 de octubre de 2013 que tipifica el femicidio y otras agresiones contras las mujeres en Panamá.

Esta ley además de endurecer las penas, incluye un sinnúmero de actos que la ciudadanía no considera agresiones, pero que ante la ley son motivos para encarcelamiento.

La nueva norma, que dicho sea de paso había sido modificada por la pasada administración, reconoce como hostigamiento contra el género femenino, la violencia docente, violencia en los servicios de salud públicos y privados, violencia política, entre otros conceptos.

Por ejemplo, una mujer puede ahora denunciar a un obstetra que exprese un trato abusivo, deshumanizado, grosero o humillante contra esta, sobre su cuerpo, o sobre los procesos reproductivos de las mujeres.

De comprobarse el supuesto delito, el acusado iría tras las rejas sin mediación ya que el caso sería tratado por el Sistema Penal Acusatorio (SPA).

Los medios masivos de comunicación también podrían ser sancionados con multas de mil dólares en adelante por difundir mensajes o imágenes que, directa o

indirectamente, promuevan la explotación, injurie, difame, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres.

Cabe destacar que toda mujer que sea víctima de violencia, tiene derecho a ser atendida por las entidades correspondientes. El Estado tiene la obligación de protegerla, e incluso le propone reclamar resarcimiento en caso de que las autoridades así lo definan.

La nueva ley regirá luego de que sea publicada en Gaceta Oficial; es decir a partir de hoy jueves o mañana viernes.